14 de marzo de 2009

Jarosław Klejnocki (1963)

No he sabido dar vida Sólo he sido capaz
de susurrar algunas palabras Tocar Mirar a
los ojos Tan poca cosa Lo sé Hace frío Mucho
mucho frío

De Reporteros, fotógrafos, amantes desilusionados

2 comentarios:

Angelus dijo...

¿Acaso la palabra, el Verbo, no es el origen y la dadora de vida?
Saludos.

Abel Murcia abelams77@gmail.com dijo...

Habrá que preguntarse si para todos y en todos los casos. Abrazos,

Abel