22 de marzo de 2009

Grzegorz Wróblewski IV

Hay ciudades cuyos barrios son conocidos más allá del ámbito de la propia ciudad y que forman parte del imaginario de muchos de nosotros. Seguro que sin ninguna dificultad somos capaces de señalar los nombres de varios de los barrios de París, Roma, Londres, Berlín,... En otros casos, la mayoría, sin duda, ni siquiera después de haber viajado a esas ciudades somos capaces de recordar espacios que se hallen fuera del más estricto centro urbano. Probablemente eso es lo que sucede en el caso de Varsovia. El siguiente poema de Grzegorz Wróblewski lelva por título el nombre de uno de los barrios de la capital polaca.

Mokotów bajo

7 años después todo
sigue igual. ¿Se acuerda usted
todavía de mí?
- le pregunto a una vieja camarera
con dientes de oro.
Un poco más gordo, pero
seguro que más listo no
- se ríe y me da
un vaso. Estoy
otra vez en casa.

De Planetas

2 comentarios:

Angelus dijo...

Mokotów no era nada glamuroso, pero también era mi casa.

La cita de O. Paz es del poema "Espejo" recopilado en "Libertad bajo palabra". Esos dos versos son los que más me gustan de todo el poema.

Saludos.

Abel Murcia abelams77@gmail.com dijo...

Yo no sé si lo que se conoce como viejo Mokotów no tiene glamour, o la parte de Królikarnia, con sus jardines, o la zona en la que vivía Herbert, en la calle Promenada, que desde su estudio podía ver ese maravilloso parque que hay entre Belwederska y Pulawska, o el parque de Lazienki, o... No sé, me parece que es un barrio gigantesco en el que puedes encontrar muchísimos lugares impresionantes, y otros -coincido contigo- nada glamurosos; a pesar de todo, me quedo con la imagen añorable de esa parte de Varsovia.

Gracias por la referencia de la cita.

Abrazos,

Abel