8 de febrero de 2009

Marzena Broda II

La primera traducción del haiku de Marzena Broda no respetaba cuestiones de metro, y se centraba en intentar traducir la imagen del poema, buscando un ritmo diferente. Iba a seguirle, hoy, una segunda traducción respetando la estructura del haiku, pero en el comentario de "Angelus" -al que aprovecho para saludar desde su querida Varsovia- me encuentro ya con un interesante haiku que dialoga con la primera traducción. Seguimos dialogando.


Cerilla


quebró la noche
sin darme a mí calor
su tenue llama

1 comentario:

Angelus dijo...

Es un placer "dialogar" contigo por medio del blog. He tenido conocimiento de él gracias a una antigua alumna del Liceo. Desde luego, es una valentía mantener un blog con una temática tan específica como ésta. ¡Ánimo con él!, lo recomendaré.

LLaga

Piel quebadriza,
quejosa de la llama
que la invadió.