5 de febrero de 2009

Grzegorz Wróblewski II

Noticia importante

Paseando por el bosque
me encontré a un amigo muerto
años atrás. Iba pacientemente detrás de mí,
y cuando yo descansaba... él también

se sentaba en un tronco vecino. No dijo nada,
y yo no le pregunté nada. Nos miramos
a los ojos. Igual que hacíamos antes. Después
regresé a la ciudad y me acosté.

Esa noche volví a verlo.
Soñé que estábamos en aquel mismo
bosque. Y tal y como hice anteriormente no le
pregunté nada. Él tampoco dijo nada.

De La ley de la serie

2 comentarios:

Martín López-Vega dijo...

enorme. gracias señor

Abel Murcia dijo...

A usted, caballero, por justificar la existencia de este blog.