17 de febrero de 2009

Bronisław Maj III

Una hoja, una de las últimas, se separa de la rama de un arce:
gira en el transparente aire de octubre, cae
sobre un montón de otras, se inmoviliza, se apaga. Nadie
ha admirado su excitante lucha con el viento.
ha seguido su vuelo, nadie la diferenciará ahora
yaciendo entre las hojas, nadie ha visto
lo que yo, nadie. Estoy
solo.

De Gołębia, Krupnicza, Bracka

2 comentarios:

Angelus dijo...

El poema es más interesante que los dos anteriores, demasiado escuetos para mi gusto. En el verso 7 no sé si falta el pronombre encabezando el verso o al final del verso anterior es una coma en vez de punto.

Me corrijo en el haiku del día 8:

LLaga

Piel quebradiza,
quejosa de la llama
que la invadió.

Saludos.

Abel Murcia abelams77@gmail.com dijo...

Muy buenas. A mí también me sorprendió en el original la estructura, que responde exactamente a lo que recojo en la traducción. Como muy bien adviertes, lo lógico sería optar por cualquiera de las dos opciones que propones, pero la letra impresa es testaruda y no seré yo aquí la persona que le lleve la contraria.
En cuanto al haiku, le echo un vistazo en cuanto pueda y "hablamos". Abrazos.