30 de abril de 2009

Tadeusz Dąbrowski II

Hace apenas unos días veía la luz un nuevo poemario de Tadeusz Dąbrowski, Cuadrado negro.

Entre la bajamar del pensamiento y la pleamar
del sueño tengo un minuto de eternidad para recoger
metáforas.

Pero antes de que tenga tiempo de agacharme a por la primera
de ellas, me cubre una ola y me traga el abismo. Cierto

tiempo después me despierto por que el sol
me mete el dedo en el ojo. No recuerdo mucha cosa.

En el bolsillo derecho tengo una piedrecita, en el izquierdo una medusa,
en la boca, arena.

De Cuadrado negro

1 comentario:

Angelus dijo...

Bonito poema. Ese momento de duermevela es propicio para las revelaciones fugaces y casi inaprehensibles.
Saludos