6 de septiembre de 2009

Wojciech Bonowicz VII

Pescadores

Uno ahuyenta a los peces el otro extiende las redes.
Hay que llegar hasta lo más profundo bajo las raíces de los árboles.

¿Y si Dios y su enemigo
esta tarde trabajaran juntos?

De Mar abierto

1 comentario:

Angelus dijo...

¿Es que acaso el Bien y el Mal no son la cara y cruz de la misma moneda? Decididamente, este poeta es un "campeón" del poema breve.