26 de septiembre de 2009

Aleksander Rybczyński II

Es de noche

es de noche
no he dormido
desde hace veinticuatro horas
en la habitación de al lado
muere mi madre

De Caligrafía en la oscuridad

3 comentarios:

carmensabes dijo...

Tajante... te deja tocada hombre, este poema...

Angelus dijo...

Demoledor.

Abel Murcia abelams77@gmail.com dijo...

Cierto, tajante, demoledor, pero también natural, como la vida misma.

Saludos a ambos y gracias por estar ahí.

Abel