24 de septiembre de 2009

Joanna Wajs (1979)

Hoy he optado por pasear por internet a la búsqueda de textos que despertaran mi interés. Dejo descansar los libros de mis estanterías y en ese ciego bucear me encuentro con un poema de Joanna Wajs que llama mi atención (pienso en Xavi Farré y su pasión por los árboles):

qué quiere el árbol

¿qué quiere el árbol cuando me detiene en medio de la noche
y su olor simula la hermana que nunca tuve?

¿qué quiere el árbol que no vacila en usar el engaño
y qué quiero yo cuando permanezco en la oscuridad
bajo un árbol que no debería estar ahí?

¿y qué es lo que me obliga a copiar a la luz del día
cada una de las hojas y pétalo a pétalo modelar el olor
de mi láctea hermana?

¿qué quiere el árbol?

2 comentarios:

Angelus dijo...

Este poema me recuerda un poco a un poeta que me gusta especialmente, Georg Trakl, por las referencias a la hermana y la utilización de la naturaleza, aunque Trakl es mucho más dramático (la guerra mundial deja su huella). Dejo un ejemplo.

"Grodek"
(1914)

Traducción de Breno Onetto

Al atardecer resuenan los otoñales bosques
de armas mortales, las planicies doradas y
los lagos azules; sobre ellos esparce el sol
algo sombrío; abraza la noche
a los moribundos combatientes, el salvaje lamento
de sus bocas partidas.
Mas quieto reúnese en los prados
en rojo nubarrón, donde habita un dios en cólera,
la sangre derramada, en frío lunar;
todas las calles acaban en una negra podredumbre.
Bajo el dorado ramaje de noche y estrellas
vacila la sombra de la hermana por la
silenciosa arboleda, para saludar el espíritu de los héroes,
las cabezas sangrantes; y suaves resuenan en los juncos oscuras flautas del otoño.
¡Ah orgulloso duelo! vuestros metálicos altares,
la caliente flama del espíritu alimenta hoy un violento
dolor, al vástago nonato.

Saludos.

Abel Murcia abelams77@gmail.com dijo...

Querido Ángel:

Tomo nota y buscaré más cosas de Trakl, aunque como muy bien dices, me parece un mucho más dramático. Gracias.