23 de mayo de 2009

Julia Szychowiak V

Menos

En tus brazos perdí más
de lo que se puede retener. Si te pudiera aún
iniciar otra vez, ¿por dónde empezaría?

Méceme, mamá, despacio, como si
fuéramos a despedirnos. No hablemos más,
que yo no sepa.

De Mi rastro

2 comentarios:

Mega dijo...

De los poemas más desoladores que he leído por aquí.

Perder en los brazos de alguien más de lo que se puede retener es una imagen punzante, que rezuma dolor con sólo decirla.

Un beso, Abel

Abel Murcia abelams77@gmail.com dijo...

Querida Gemma:

El libro entero me parece desolador. Impresionante el tremendo vacío de todas sus páginas.

Besos.

Abel