19 de mayo de 2009

Julia Szychowiak II

A ciegas

En las casas de otros se entra por las ventanas,
de negro. Con un cara ajena encontrada en el umbral.

Seré ese umbral mientras no me levante
y no vea cómo escalan las escaleras
que sólo descendían.

De las casas de otros se sale por la puerta
principal, con un sueño ajeno. En una madrugada ajena.

De Mi rastro

4 comentarios:

Angelus dijo...

¿Cómo interpretar estos versos?: "y no vea como escalan las escaleras / que sólo descendían."

Interesante poema por lo demás.

Un saludo.

Abel Murcia abelams77@gmail.com dijo...

Querido Ángel:
No creas que no le he dado vueltas al fragmento. De hecho, la traducción intenta aquí slavar un juego de palabras del original para el que no he sido capaz de encontrar nada más afortunado. No sé si una vez corregido el error de ortografía cometido al no acentuar el "cómo" las cosas están más claras. Espero que sí. Ya me dirás.
El original díce los siguiente:

“i nie zobaczę, jak rozchodzą się schody,
co miały tylko długość.”

Mil gracias por andar ahí.
Abrazos,
Abel

Angelus dijo...

Abel, suponía ese "cómo" acentuado, pero no acertaba a interpretar el sentido de los versos. Ahora con el original, y la ayuda de Monika, me resulta más fácil. ¿No crees que, en este caso, tu traducción prima el aspecto formal por encima del semántico? ¡Qué difícil labor la del traductor!

Decididamente me gusta este poema. Gracias por descubrirlo.

Un saludo.

Abel Murcia abelams77@gmail.com dijo...

Querido Ángel:

He intentado salvar parte de los dos aspectos, es decir por una parte mantener un cierto juego formal con la escalera y por otra no perder parte del significado, pero parece que no lo he conseguido. Ya sabes, gajes del oficio.

Mil gracias por seguir ahí.

Un abrazo muy fuerte y besos para Monika.

Abel