26 de noviembre de 2008

Kornel Filipowicz II

En la traducción de este poema hay dos momentos delicados:
"La esperanza es la madre de los tontos" y "la esperanza es un valor esperado".
"La esperanza es la madre de los tontos" es la traducción literal de un refrán polaco que tiene su origen en el "Spes mater stultorum" latino. No he encontrado un equivalente en español, pero considero que la traducción literal recoge claramente el sentido del refrán polaco por lo que he optado por esa versión..
En el segundo caso -"la esperanza es un valor esperado"-, el término "valor esperado" -conocido también como "esperanza matemática"- no es susceptible de ser sustituido por otro término, ya que la fórmula que se recoge a continuación [E (X)] sólo responde al mismo.
La última palabra -espérance- aparece en francés en el original.
Acepto ideas. ¿Se le ocurre a alguien alguna otra salida?



Breve conversación

No es serio es más es una tontería
Usted me está tomando el pelo hablando de la esperanza
La esperanza es la madre de los tontos

Cómo me iba a atrever a reírme de usted
Estoy hablando totalmente en serio
Usted quizá no sepa usted quizá no haya leído
Pero existe un concepto en matemáticas:

La esperanza es un valor esperado
Una variante aleatoria de X
Se expresa con la fórmula: E (X)
E – de la palabra espérance.

De Di esa palabra

4 comentarios:

E. G-Máiquez dijo...

Es muy arriesgado, pero quizá se podría intentar para el verso 4º un refrán español, que mantendría el (supongo) valor coloquial de la expresión en polaco y además la visión peyorativa de la esperanza. Decir, por tanto, "Quien espera desespera".

La segunda cuestión, es que imagino (mi polaco es inexistente) que "Esperanza" allí no empieza por "E" y eso, tal vez, explique el uso de la palabra en fránces, que sería -sigo audazmente imaginando- un ripio. En español no hace falta. Si todas estas suposiciones mías fuesen ciertas (si no, perdón), yo optaría por ponerlo en español.

No me habría atrevido a estas audacias, si no fuese por mi interés en agradecerle el blog, y sus traducciones de la Szymborska, que tanto me han emocionado. Le seguiré a partir de ahora también aquí. Una sola cosa más: ¿no le parece más cómodo un fondo más claro, que facilite la lectura?

Muchas gracias por todo y perdón por tantos atrevimientos juntos.

Abel Murcia dijo...

Estimado amigo:

Agradezco de verdad el "atrevimiento". Curiosamente, este fin de semana he logrado recuperar algunos de los libros que todavía no me había traído a Cracovia y he aprovechado para consultar en uno de los diccionarios multilingües de refranes si aparecía un posible equivalente del refrán polaco que utiliza Kornel Filipowicz en su poema. El diccionario en cuestión da como equivalencia el refrán español que tú (perdona el tuteo, pero creo que compartir a Szymborska nos autoriza a ello, así que si no te molesta, te invito a que optemos por esta forma)propones. Tomo buena nota.
También tienes razón en la segunda cuestión. En polaco la palabra esperanza empieza por N -nadzieja- y de ahí el uso de la palabra francesa. Si opté por esa forma fue para aportar una información un tanto "cultural", como lo es el hecho de que muchos de los autores de esta parte del mundo tuvieran, durante mucho tiempo, un mundo referencial en lengua francesa. Tu comentario, sin embargo, está en la línea del que me hiciera en su momento Xavier Farré, poeta y magnífico traductor de la poesía de Zagajewski, Milosz (al catalán), y de los ensayos de Herbert. Seguiré dándole vueltas al tema.
Gracias también por el comentario sobre los colores del blog que como verás ya he cambiado -Fernando Valls, magnífico crítico literario y autor de un fabuloso blog La nave de los locos, también me lo había señalado.
Saludos,

Abel

E. G-Máiquez dijo...

Jo, no espera tantísima amabilidad. Muchísimas gracias por el tuteo y por tomar en cuenta mis atrevimientos. Abrazo agradecido,

Enrique

Abel Murcia dijo...

Querido Enrique:

Gracias una vez más. Ya sabes que siempre que quieras tus comentarios serán bien recibidos. Como reza el subtítulo del blog, se trata de "apuntes de traducción" y se agradecen siempre otros puntos de vista.
Abrazos.

Abel