31 de agosto de 2011

Ryszard Krynicki XIV

Casi dos años más tarde vuelvo a colgar otro poema de Ryszard Krynicki.

Sigo sin saber


Mi querido Issa parece ser que escribió nada menos que tres mil haikus.
Leí esa información hace catorce años
y sigo sin saber qué debería pensar sobre ese tema.

De Poemas escogidos

4 comentarios:

Angelus dijo...

Hay algún crítico (José Luis García Martín, en concreto) que dice que lo que se debería pensar sobre el haiku es que "es el soneto de los haraganes". Saludos.

Abel Murcia abelams77@gmail.com dijo...

Curiosa idea. ¿Y tú, qué crees? Yo he escrito varios -lejos de los tres mil en cuestión, eso sí-, pero tengo la sensación de que es una forma hecha a medida para las sensaciones, las ideas puntuales, las reflexiones, no sé. Ya me contarás.
Abrazos.

Angelus dijo...

Abel, creo que el crítico, genio y figura para lo bueno -que es mucho- y para lo malo (en cualquier caso, no caracterizado en ningún caso por morderse la lengua), tiene parte de razón: cualquiera puede hacer un haiku, así como un microrrelato; harina de otro costal es alcanzar altas cotas de lirismo y sabiduría, que pocos se pueden permitir. Me gustan ambas formas de expresión literaria -que yo mismo he practicado y a las que aplico mi crítica-, pero en contadas ocasiones he leído textos que se sobrepongan a un maremágnum de mediocridad. Abrazos.

Al norte de los nortes dijo...

Que abunden los haikus malos no tiene nada que ver con su origen, cuántos libros de sonetos hay con estrambote. Quizás en el plano más formal sea una composición sencilla 5-7-5 pero si uno atiende a todas sus demandas en un trabajo complejo que se concentra en 17 sílabas. Hay también quien las llamó japoneces, no sé si fue Borges. Los haikus están totalmente integrados en nuestra poesía, es curioso que cuando uno lee a Basho o a Shiki la mayoría sin inapreciable por la choque cultural. Un saludo, y gracias por sus traducciones, una ventana a la poesía polaca.